Garantía Franke para su tranquilidad

Los productos Franke se han fabricado para durar muchos años. Desde nuestro compromiso de utilizar únicamente los materiales de mejor calidad hasta nuestras modernas técnicas de fabricación, confiamos plenamente en todos los productos de nuestra gama. Así es como hacemos su vida maravillosa.

Los productos Franke se han fabricado para durar muchos años. Desde nuestro compromiso de utilizar únicamente los materiales de mejor calidad hasta nuestras modernas técnicas de fabricación, confiamos plenamente en todos los productos de nuestra gama. Así es como hacemos su vida maravillosa.

El acero inoxidable Franke está compuesto por un 70% de material reciclado y es 100% reciclable. Su fregadero lleva solo lo mejor. Por eso adquirimos nuestro acero inoxidable de alta calidad a nivel global.

Para Garnatias y detalles visite el sitio www.franke.com

ATENCIÓN.

Para disfrutar de esta garantía será necesario justificar ante el Servicio Técnico Oficial de SIMTA, la fecha de compra y el modelo del producto adquirido, mediante la factura o boleta emitido por el vendedor oficial. Para obras nuevas será necesario acreditar la fecha de disposición para el uso del fregadero.

Si necesita cualquier aclaración complementaria sobre esta Garantía Comercial Adicional, no dude en contactar con su vendedor, o con el Servicio de Asistencia Técnica de SIMTA, a través de:

No se aceptaran devoluciones sin la conformidad previa de SIMTA.

Para disfrutar de la presente ampliación comercial adicional de garantía, deben respetarse las siguientes pautas de limpieza y mantenimiento del acero inoxidable:

Para conservar y preservar el acabado superficial del fregadero FRANKE, se deben cumplir las sencillas instrucciones de limpieza que le facilitamos a continuación:

  • Lavar periódicamente con agua y jabón neutro la superficie de acero, secándola posteriormente para evitar manchas calcáreas y para realzar la belleza de la superficie.

  • Utilizar solo paños o esponjas que no rayen el acero. Esta especialmente desaconsejado el uso de estropajos metálicos o de tipo Scotch Brite.

  • Después de operaciones de limpieza con productos agresivos, es necesario proceder “siempre” a un abundante aclarado con agua.

Algunos productos de limpieza pueden provocar cambios de color, manchas e incluso oxidación. Por ejemplo:

  • Hipocloritos (Lejías). Únicamente se permite su utilización diluidas con agua y solo cuando el contacto sea breve y se elimine inmediatamente cualquier resto enjuagándolo abundantemente.

  • Cloruros de sodio (sal común), detergentes con base de cloro o sus derivados, ácidos muriáticos (salfumán), ácidos cítricos, limpiadores de plata, desincrustantes, sulfatos y sulfuros.

  • Se recomienda no dejar productos fuertes abiertos, productos de limpieza u otros productos químicos en el armario de debajo del fregadero. Sus emanaciones podrían oxidarse, y en algunos casos llegar a corroer el acero inoxidable, formando pequeños poros.

Se debe evitar la utilización de todos ellos, y en caso de vertidos accidentales o su utilización puntual, el fregadero debe enjuagarse con agua abundante y secarse posteriormente.

ATENCIÓN.

En viviendas de nueva construcción, se acostumbra a utilizar productos de limpieza muy agresivos para la eliminación de los restos de cemento, juntas de azulejos, gres, etc., que generan vapores corrosivos.

Por este motivo se recomienda que en viviendas que no han de ser ocupadas de forma inmediata, se ventilen periódicamente las estancias, retirando cualquier sustancia o polvo (tipo escayola) que se haya posado sobre el acero inoxidable.

Practicas desaconsejadas por el riesgo de generar oxidación o cambios estéticos del acero:

  • Estropajos de metal, útiles de cocina afilados, herramientas punzantes, uso de detergentes en polvo abrasivos.

  • La utilización de utensilios de cocina o herramientas de acero al carbono, pueden provocar contaminación por hierro. El contacto con hierro producirá un par galvánico donde en presencia de un electrolito (humedad ambiente), el ánodo de la pila formada (en este caso el hierro), padecerá una fuerte oxidación y provocara la aparición de manchas marrones en la superficie del acero inoxidable, que de no ser retiradas inmediatamente pueden dañarlo de manera irreversible.

¡Respetando estas sencillas normas, conservara su fregadero de acero inoxidable para toda la vida!

Otros consejos

Debido a la extensa variedad de acabados disponibles con los fregaderos FRANKE, que van desde el micro-dekor (texturado) a los diferentes acabados de pulido, y a que dependiendo del acabado se ensuciaran más o menos, deberemos utilizar diferentes métodos de limpieza, adaptándolos a las características del fregadero y con teniendo especial cuidado en la elección de los utensilios utilizados.

Siempre es aconsejable la utilización de paños y esponjas puesto que en general no arañan las superficies de acero inoxidable, sin embargo en acabados tipo satinado o texturado podrán utilizarse estropajos específicos para el contacto con el acero. En estos casos, el frotamiento debe practicarse respetando la misma dirección del pulido. Así evitaremos que se altere el pulido original.

Se recomienda hacer una prueba inicial en una zona poco visible del fregadero, para comprobar el efecto que produce el estropajo al utilizarlo en la superficie del acero.


Top